La prueba discurre por los montes que rodean Arantza, tiene un recorrido de 20 kilómetros, con un desnivel positivo de 1300 metros. Las mediciones no están homologadas.

El recorrido estará debidamente señalizado con carteles indicadores y cintas de balizamiento bien visibles. Todos los kilómetros estarán indicados con un cartel alusivo.